Un invierno sin resfriados

Un invierno sin resfriados

En invierno, es muy común contagiarnos de algún resfriado. Por eso, cuando tienes un bebé, prevenir es más importante, ya que ellos pueden contagiarse fácilmente.

Aquí te damos unos consejos para que tu bebé fortalezca su sistema inmunológico:

  • Llevando una dieta balanceada eligiendo alimentos ricos en Vitamina C, A, E, B6, Magnesio, Zinc, Selenio, Ácido Fólico y Vitamina B12. Estos nutrientes podrías encontrarlos en estos alimentos: Limón, naranja, fresas, kiwis, vegetales de hoja verde, zanahoria, espinacas, pescado, huevo, cebolla, salmón, queso, frutos secos, manzanas, almendras, miel, entre otros.
  • Si estás amamantando, lo mejor es seguirlo haciendo ya que la leche materna tiene los nutrientes necesarios para que bebé esté fuerte y sano.
  • Llévalo al pediatra para que tengas el registro de sus vacunas.
  • Mantenlo hidratado.
  • Evita los cambios bruscos de temperatura, y si sales, tapa muy bien su cabecita, espalda y pecho.
  • Trata de no ir a lugares con mucha gente y con poca ventilación, ya que esto puede favorecer el contagio.
  • Lávale las manitas o límpiaselas con toallitas húmedas KleenBebé® Suavelastic constantemente para evitar bacterias y posibles enfermedades.

Es inevitable que tú o tus pequeños sufran de algún resfriado; sin embargo, estar preparados siempre será lo mejor, ya que los síntomas y el tiempo que pueda durar el malestar serán menores.


;