Bebé libre de rozaduras

Bebé libre de rozaduras

El terror de toda mamá se llama, pompis rozadas, lo sabemos y por eso te compartimos algunos consejos que te ayudarán a mantener a ese monstruo lejos de tu bebé.

  1. Revisa el pañal de tu bebé constantemente para que esté sucio el menor tiempo posible, y el contacto con la pipí no lastime su piel.
  2. Una vez que lo cambies, límpialo con toallitas húmedas KleenBebé®
  3. Suavelastic, de preferencia que sean suaves.
  4. Deja que la zona del pañal se seque completamente antes de ponerle uno nuevo.
  5. En caso de que le des pecho, mantente alejada de alimentos irritantes que hagan más ácidos sus desechos.
  6. Sabemos que tu bebé crece día con día, por eso es importante que su pañal sea de la talla correcta y no le quede justo.

La clave para que tu bebé se mantenga libre de rozaduras está en el pañal, puedes elegir KleenBebé® Comodisec, para que esté sequecito y cómodo por más tiempo.

 


;