Llegó la hora de dejar de amamantar

Llegó la hora de dejar de amamantar

Tu bebé está creciendo y un gran aliado en este proceso ha sin duda tu leche materna, ya que tiene todos los nutrientes que necesita. Sin embargo, llegó la hora de probar nuevas opciones que complementen su alimentación y poco a poco comience a despedirse de la lactancia. Sabemos que puede ser un proceso difícil para los dos, pues les gusta estar cerquita uno del otro, pero no te preocupes, te ayudamos con estos consejos que harán del cambio otra bonita experiencia.

  1. Complementa su alimentación, si tu bebé tiene más de seis meses podrás iniciar dándole opciones más sólidas que le ayuden a obtener más nutrientes. Es importante consultar con tu pediatra la lista alimentos que te recomienda, recuerda que cada bebé es diferente y también que tu leche materna sigue siendo la base de su alimentación.
  2. En caso de que estés muy acostumbrada a darle directamente de tu pecho, puedes comenzar a utilizar biberón una que otra toma para que poco a poco se vaya acostumbrando. Incluso, puedes comenzar a intentar con alguna fórmula infantil que tu pediatra te recomiende.
  3. Puedes comenzar dándole biberón en la mañana y la noche, poco a poco ve eliminándolas hasta que sea solo con biberón que tome tu leche. Es importante que, aunque vayas dejando este hábito, el contacto con tu bebé siga presente, abrázalo, hazle cariñitos, ya que para él o ella ese momento que compartían representaba una conexión muy fuerte entre los dos.  
  4. Es probable que, al ir eliminando tomas, tus pechos sigan produciendo leche, por lo que te recomendamos, extraer un poco para evitar que los conductos se tapen, se genere alguna inflamación o algún malestar con dolor. En caso de que presentes alguno de estos síntomas, te recomendamos alternar compresas frías y calientes en la zona o darte un baño con agua caliente. En caso de que el malestar no pare y te de fiebre, dolor de cabeza o enrojecimiento, no dudes en llamar a tu médico.

Lo más importante en este proceso, es demostrarle a tu bebé todo el amor y tenerle mucha paciencia, este desprendimiento no es fácil para ninguno de los dos, pero sin duda sabrás cómo llevarlo acabo porque nadie conoce mejor a tu bebé.


;