¡Cuidado! Bebé gateando

¡Cuidado! Bebé gateando

Tu bebé está creciendo, ahora lo ves más fuerte y despierto. Mueve sus piernitas con más seguridad e incluso trata de ponerse de pie para caminar con ayuda de uno que otro juguete. Si afirmaste al menos a uno de estos ejemplos, tenemos que decirte que estás a punto de ver a tu bebé dar sus primero pasitos, pero no comas ansias, primero lo primero, gatear.

Esta etapa suele presentarse en bebés de 8 a 10 meses, no te preocupes si al tuyo le pasa antes o después, recuerda que todos son diferentes así que el momento llegará.

Cuando esto pase, es señal de que tu bebé está creciendo y sin duda lo disfrutarás en primera fila. Solo debes tomar en cuenta algunas medidas que harán de tu casa un lugar amigable para todas esas nuevas aventuras que tu bebé está por vivir.

Con estos consejos, estarás más tranquila cada que veas a tu pequeñín gatear, así que toma nota:

  1. Cubre los enchufes, al estar en paredes es mejor protegerlos de los deditos de tu bebé, ya que buscará apoyarse de alguna manera. Para lograrlo, puedes utilizar las tapitas de tus toallitas húmedas KleenBebé® Suavelastic una vez que el paquete se haya terminado; así además de cuidar a tu bebé, estarás dándole un segundo uso a las mismas.
  2. Algunos muebles o puertas tienen orillas filosas o puntiagudas que podrían lastimarlo, puedes cubrirlos con tela o gomitas que tengan alguna textura que resulte agradable para el nuevo explorador de la casa. En caso de que alguna puerta sea peligrosa te recomendamos mantenerla cerrada.
  3. Procura no dejar a la vista objetos pequeños que puedan llamarle la atención e intente llevárselos a la boca.
  4. Si viven en una casa que tenga escaleras, coloca una protección que bloquee su paso y así evitar cualquier accidente.

Tu bebé es todo un explorador, por lo que necesitará una vez más que seas su cómplice en esta aventura llamada gatear así que tu casa se convertirá en un lugar amigable para sus nuevas aventuras.


;