• Inicio /
  • Noticias /
  • Artículos /
  • Los “si y no” para controlar los berrinches
X

            SI

  • Pedirle que respire y te diga tranquilamente lo que siente. Así será más fácil entenderlo y ver si su enojo o molestia tiene alguna solución.
  • Habla con tu hijo y hazle entender de forma breve, tranquila y firme que esa no es la forma de resolver su molestia. Plantéale una propuesta para controlar su enojo.
  • Si no obtienes buena respuesta, dale unos minutos para que continúe con su berrinche, y espera a qué él o ella se tranquilice solit@.
  • En ocasiones es mejor no darle tanta importancia, ya que esto en ocasiones lo único que provoca es que  sientan que es una forma de llamar tu atención o conseguir lo que quieren.
  • Si después de hablar o de no prestarle atención continúa así, evalúa si su malestar tiene algún fondo diferente y en ese caso es buena opción buscar ayuda de algún especialista para que los ayude a manejarlo de  mejor manera e  identificar el trasfondo de esta situación.

            NO

  • No puedes simplemente ignorar su berrinche, a veces necesitas ceder e intentar escucharlo y tranquilizarlo. No siempre una sola posición ayuda a solucionar el problema, es importante ser flexibles de vez en cuando.
  • No permitas que dentro de su berrinche te pegue o te insulte, ya que de permitirlo él o ella seguirán intentándolo en otras ocasiones . Indícale que eso no es correcto y no se lo vas a permitir. Tiene derecho a hablar y a demostrar su molestia pero no con golpes ni agresiones.
  • Por solucionar el berrinche no le des obsequios o premios que lo tranquilizarán, esto confunde y abre la puerta a que lo vuelva a hacer una y otra vez.
  • Si el padre ha tomado una decisión de cómo responder al berrinche, no lo enfrentes en ese momento o frente al niñ@, esto l@ confundirá e incitará a repetirlo. No grites, le pegues o actúes de forma impulsiva ante él o ella , esto sería actuar igual que él o ella al  saber cómo controlar tus emociones. Recuerda que para poder enseñar, hay que ser el mejor ejemplo.
| Salir
X

            SI

  • Pedirle que respire y te diga tranquilamente lo que siente. Así será más fácil entenderlo y ver si su enojo o molestia tiene alguna solución.
  • Habla con tu hijo y hazle entender de forma breve, tranquila y firme que esa no es la forma de resolver su molestia. Plantéale una propuesta para controlar su enojo.
  • Si no obtienes buena respuesta, dale unos minutos para que continúe con su berrinche, y espera a qué él o ella se tranquilice solit@.
  • En ocasiones es mejor no darle tanta importancia, ya que esto en ocasiones lo único que provoca es que  sientan que es una forma de llamar tu atención o conseguir lo que quieren.
  • Si después de hablar o de no prestarle atención continúa así, evalúa si su malestar tiene algún fondo diferente y en ese caso es buena opción buscar ayuda de algún especialista para que los ayude a manejarlo de  mejor manera e  identificar el trasfondo de esta situación.

            NO

  • No puedes simplemente ignorar su berrinche, a veces necesitas ceder e intentar escucharlo y tranquilizarlo. No siempre una sola posición ayuda a solucionar el problema, es importante ser flexibles de vez en cuando.
  • No permitas que dentro de su berrinche te pegue o te insulte, ya que de permitirlo él o ella seguirán intentándolo en otras ocasiones . Indícale que eso no es correcto y no se lo vas a permitir. Tiene derecho a hablar y a demostrar su molestia pero no con golpes ni agresiones.
  • Por solucionar el berrinche no le des obsequios o premios que lo tranquilizarán, esto confunde y abre la puerta a que lo vuelva a hacer una y otra vez.
  • Si el padre ha tomado una decisión de cómo responder al berrinche, no lo enfrentes en ese momento o frente al niñ@, esto l@ confundirá e incitará a repetirlo. No grites, le pegues o actúes de forma impulsiva ante él o ella , esto sería actuar igual que él o ella al  saber cómo controlar tus emociones. Recuerda que para poder enseñar, hay que ser el mejor ejemplo.