• Inicio /
  • Noticias /
  • Artículos /
  • La participación de papá en la educación de los hijos
X

Existen tres tipos de padres y cada uno se maneja de diferente manera. A continuación te explicamos cómo son.

  1. Papá demasiado comprometido: son los que toman total y absoluto protagonismo del cuidado o educación de los hijos. Y en este caso, no habrá más que platicar con él a solas y hacerle ver que la labor de padres es en conjunto, no hay verdades absolutas.  Quien pasa con ellos gran parte del tiempo eres tú, por lo que tú también necesitas participar en las decisiones y opinar sobre lo que consideras mejor para ellos .  
  2. Intermedio: éste sería el mejor de los casos, ya que el papá toma partido en la educación y crianza de sus hijos, pero también escucha y respeta tu estilo de educarlos. Lo más importante es platicarlo y ponerse de acuerdo en el rol que jugará cada quien, ya que las circunstancias van cambiando y necesitarán ir evaluando hacia qué dirección quieren que navegue el barco. Ambos respondan y actúen conforme a la educación que quieren para sus niñ@s.
  3. Poco participativo: éste papá, en ocasiones, no tiene tiempo, ganas o prefiere evitar conflictos con la pareja o los hijos en cuanto a su cuidado y educación. Sin embargo primero necesitaríamos entender cuál es el factor real de por qué no quiere formar parte de esta responsabilidad. También es cierto que ante cualquier circunstancia como mamá e hijo, buscas la figura paterna, ya que es parte fundamental de la interacción, convivencia e intercambio de ideas y pensamientos. Partiendo  del mismo principio de los anteriores, necesitan platicarlo como pareja y hacerle ver la importancia que tiene su participación.  Además, las decisiones que tomes tú como mamá las podría reforzar  él cuando tú no estés presente. Así podrán asegurarse de darle a sus hijos una guía clara en donde todos se sientan involucrados en ese gran proyecto de vida que son los hijos.
| Salir
X

Existen tres tipos de padres y cada uno se maneja de diferente manera. A continuación te explicamos cómo son.

  1. Papá demasiado comprometido: son los que toman total y absoluto protagonismo del cuidado o educación de los hijos. Y en este caso, no habrá más que platicar con él a solas y hacerle ver que la labor de padres es en conjunto, no hay verdades absolutas.  Quien pasa con ellos gran parte del tiempo eres tú, por lo que tú también necesitas participar en las decisiones y opinar sobre lo que consideras mejor para ellos .  
  2. Intermedio: éste sería el mejor de los casos, ya que el papá toma partido en la educación y crianza de sus hijos, pero también escucha y respeta tu estilo de educarlos. Lo más importante es platicarlo y ponerse de acuerdo en el rol que jugará cada quien, ya que las circunstancias van cambiando y necesitarán ir evaluando hacia qué dirección quieren que navegue el barco. Ambos respondan y actúen conforme a la educación que quieren para sus niñ@s.
  3. Poco participativo: éste papá, en ocasiones, no tiene tiempo, ganas o prefiere evitar conflictos con la pareja o los hijos en cuanto a su cuidado y educación. Sin embargo primero necesitaríamos entender cuál es el factor real de por qué no quiere formar parte de esta responsabilidad. También es cierto que ante cualquier circunstancia como mamá e hijo, buscas la figura paterna, ya que es parte fundamental de la interacción, convivencia e intercambio de ideas y pensamientos. Partiendo  del mismo principio de los anteriores, necesitan platicarlo como pareja y hacerle ver la importancia que tiene su participación.  Además, las decisiones que tomes tú como mamá las podría reforzar  él cuando tú no estés presente. Así podrán asegurarse de darle a sus hijos una guía clara en donde todos se sientan involucrados en ese gran proyecto de vida que son los hijos.