• Inicio /
  • Mamá /
  • Nutrición /
  • Tips para bajar de peso
| Salir
  • Antes de iniciar a bajar de peso, te sugerimos darte 6 semanas después del parto, ya que tu cuerpo se está recuperando y no puedes forzarlo ahora a bajar de peso y si estás amamantando espera por lo menos los 2 primeros meses.
  • Visita a tu médico para revisar tu estado de salud y definir qué tan conveniente es que empieces un régimen para bajar de peso.
  • Inicia con una alimentación dividida en 5 o 6 comidas pequeñas al día, reduciendo las porciones y buscando alimentos más saludables y con menos grasa ( frutas o verduras).
  • No omitas el desayuno, este te dará la energía necesaria para empezar el día y evitará que tu apetito sea mayor en la siguiente comida.
  • Bebe alrededor de 8 vasos de agua natural al día, esto te ayuda a eliminar la grasa e hidratar tu cuerpo.
  • Come despacio, esto favorecerá tu metabolismo y reducirá tu ingesta.
  • Elije productos reducidos en grasa, como la leche o productos lácteos.
  • Reduce los dulces, botanas, chocolates y panecitos dulces, esto sólo contiene una fuerte cantidad de azúcares o grasas.
  • Elije alimentos horneados o asados en lugar de los fritos.
  • Será fundamental complementar tu dieta con ejercicio, ya que esto te ayudará a fortalecer los músculos después del tiempo que permanecieron con poca actividad durante el embarazo. Lo ideal es empezar con 30 minutos de 3 o 5 veces la semana.
<

Ejercicios para recuperar mi peso

  1. Antes de iniciar a bajar de peso, te sugerimos darte 6 semanas después del parto, ya que tu cuerpo se está recuperando y no puedes forzarlo ahora a bajar de peso y si estás amamantando espera por lo menos los 2 primeros meses.
  2. Visita a tu médico para revisar tu estado de salud y definir qué tan conveniente es que empieces un régimen para bajar de peso.
  3. Inicia con una alimentación dividida en 5 o 6 comidas pequeñas al día, reduciendo las porciones y buscando alimentos más saludables y con menos grasa ( frutas o verduras).
  4. No omitas el desayuno, este te dará la energía necesaria para empezar el día y evitará que tu apetito sea mayor en la siguiente comida.
  5. Bebe alrededor de 8 vasos de agua natural al día, esto te ayuda a eliminar la grasa e hidratar tu cuerpo.
  6. Come despacio, esto favorecerá tu metabolismo y reducirá tu ingesta.
  7. Elije productos reducidos en grasa, como la leche o productos lácteos.
  8. Reduce los dulces, botanas, chocolates y panecitos dulces, esto sólo contiene una fuerte cantidad de azúcares o grasas.
  9. Elije alimentos horneados o asados en lugar de los fritos.
  10. Será fundamental complementar tu dieta con ejercicio, ya que esto te ayudará a fortalecer los músculos después del tiempo que permanecieron con poca actividad durante el embarazo. Lo ideal es empezar con 30 minutos de 3 o 5 veces la semana.

*

Tips para cuidar la línea con tantas fiestas

Se acerca una de las épocas de mayor festejo, donde intentar hacer dieta resulta casi imposible. Entre el frío, las posadas y las vacaciones parece que todo gira alrededor de la comida y de la poca actividad física.

Para ayudarte a que esta época no sea tan tentadora para acumular unos kilitos de más, a continuación te damos estos prácticos consejos:

  1. Prepárate para recibir las fiestas haciendo más ejercicio, ya sea que aumentes los días o el tiempo que le dedicas a esa actividad, de esta forma quemarás las calorías extras que normalmente no sueles tener en días normales.
  2. Antes de ir a esa reunión te recomendamos comer alimentos de pocas calorías y que a su vez te den la sensación de saciedad como: un filete de pescado a la plancha, verduras al vapor o fruta picada, esto ayudará a que no llegues a la reunión con hambre y entonces comas botana o todo lo que pase por tu vista, lo cual seguramente no será tan dietético.
  3. Si te toca preparar a ti la comida, evita estar picando, ya que no mides las porciones y esto seguro no te ayudará en lo más mínimo.
  4. Normalmente la comida se acompaña de bebidas, lo cual tiene también un aporte importante de calorías, por lo que la sugerencia sería que las acompañaras de refrescos sin azúcar, e ir combinando una bebida, con un vaso de agua, así reducirás a la mitad lo que podrías ingerir en un evento normal.
  5.  Evita la botana y los canapés, espera al plato fuerte, y una buena elección podría ser pavo con una buena porción de verduras en lugar de pastas.
  6. Llega la hora del postre y lo peor es encontrar una gran variedad. Aquí te sugerimos pedir primero un rico te o café calientito, lo cual disminuirá un poco la saciedad, será hasta después que puedas elegir una pequeña rebanada de aquel postre con menos calorías, que podría ser una gelatina, 2 galletas pequeñas, fruta seca o turrones light.

 

*
>