• Inicio /
  • Bebé sitio /
  • Nutrición /
  • Recién nacido
| Salir

Durante el primer año de vida del bebé, la leche deberá ser su principal fuente de alimentación. Cualquiera que sea el método que hayas escogido para alimentar a tu bebé, no olvides que el calostro producido por los senos durante los tres primeros días después del parto contiene gran cantidad de anticuerpos valiosos que lo protegen de todo tipo de enfermedades.

(Recuerda consultar a tu pediatra).

<

Lactancia

En realidad, no existen lecciones sobre cómo amamantar a un hijo, ni tampoco sobre cuántas veces deberá comer un recién nacido durante el día. Poco a poco cada madre irá conociendo a su bebé y sus necesidades de tal forma que, en algunos días, habrán logrado acoplarse el uno al otro.

Es muy probable que sientas dolor alrededor de los pezones y que el bebé no sea muy hábil al principio, o se quede dormido a los pocos minutos. No te preocupes por ello, y recuerda que toda mujer está capacitada para amamantar a su bebé y que ningún seno es demasiado pequeño para ello. Verás cómo muy pronto la oferta se acomoda a la demanda.

Un recién nacido succiona con más fuerza durante los primeros cinco minutos, tiempo en el cual ingiere 80% de su alimento. Podrás darte cuenta de que está satisfecho porque perderá interés en alimentarse y comenzará a jugar con el pezón, o lo retirará de la boca y se quedará dormido.

*

El biberón

Al igual que si se alimentara de pecho, el bebé irá estableciendo sus necesidades poco o poco. Durante las primeras semanas de vida, la cantidad de leche que toma un bebé alimentado por biberón puede variar entre los 80 y 120 mililitros por toma. Si después de terminarse el biberón, tu bebé llora desesperadamente, significa que se está quedando con hambre y deberás aumentar la cantidad.

Finalmente, sea cual sea el método que elijas para alimentar a tu bebé, para saber si tu hijo está comiendo lo suficiente, deberás observar que esté ganando peso adecuadamente cada vez que visite a su pediatra.

Existen investigaciones que demuestran que a muy temprana edad, el sistema digestivo de un pequeño no está suficientemente desarrollado para aceptar alimentos sólidos, aunado al hecho de que los bebés más pequeños tienden a expulsar con la lengua toda materia extraña que se ponga en ella, y que los intestinos carecen de muchas enzimas digestivas. 

*

Tips para mejorar la lactancia

En la actualidad cada vez es menor el número de mamás que deciden lactar a sus bebés por lo menos durante el primer año de vida.

Todas las mujeres producimos la leche suficiente para alimentar a nuestros bebés durante el tiempo que más lo necesita y es el mejor alimento y protección contra posibles enfermedades que puedes darle a tu bebé.

Para lograr que no te rindas durante este proceso, te recomendamos lo siguiente:

  1. Borra la falsa creencia de que no tienes la leche suficiente.
  2. Cuida que tu bebé succione del pezón correctamente, abriendo perfectamente la boca y que el pezón toque la parte posterior del paladar del bebé, ya que al no hacerlo adecuadamente esto provoca más dolor y menos ganas de continuar en el intento.
  3. Entre más tomas le des a tu bebé, más estimularás la producción de leche y aunque los primeros días sea un poco doloroso, al poco tiempo este malestar desaparecerá y te sentirás más cómoda.

*

Menús para la lactancia

Es increíble como tu cuerpo tiene la capacidad de producir leche, sin embargo en este proceso tu alimentación y condición física en general serán vitales para producir una muy buena leche, tanto en cantidad como en la calidad. Es por eso que a continuación te proporcionamos estos prácticos  menús para mantener una dieta balanceada y saludable.

Desayuno

Puedes elegir 1 de los siguientes platillos:

  • Plato de fruta (Plátano, papaya, melón, pera, o la que sea de tu preferencia) con una cucharada de granola y una cucharada de miel.
  • Sándwich de atún
  • 2 Huevos con una tortilla      
  • Toma de 1 a 2 vasos agua natural de preferencia o agua de sabor preparada con frutas naturales. 

Snack

Elige uno.

  • Media taza de frutos secos
  • 1 manzana
  • 1 gelatina
  • 1 taza de pepino o jícama picada
  • Rebanada de queso panela.
  • Bebe líquidos: Agua natural  o un Té del  sabor que sea tu preferencia.

Comida

  • Sopa de fideo, arroz, espagueti, sopa de verduras o caldo de pollo. 

Elige entre uno de los siguientes platillos

  • Pechuga a la plancha con verduras
  • Albóndigas con frijoles
  • Puntas de res a la mexicana y puré de papa.
  • Filete de pescado con ensalada de lechuga y jitomate.
  • Bebe líquidos: 1 a 2 vasos de agua natural o agua de fruta natural.

Snack

Cena

Elige entre una de estas opciones:

  • Pan tostado con queso cottage
  • Cereal con leche
  • 1 plátano con leche y 2 galletas Marías
  • 1 rebanada de queso panela a la plancha con verduras al vapor 

Alimentos no recomendables durante la lactancia por su fuerte sabor o ser altamente alergénicos: Ajo, mariscos, chocolate, azafrán, lentejas, espárragos, bebidas alcohólicas, cacahuates, berros, higos, guayabas, menta o alcachofas.

 

*

¿Mi bebé debe tomar agua?

Durante los primeros 6 meses de edad no se recomienda dar agua a los bebés, ya que están en un periodo de crecimiento muy importante, y cada toma deberá ser 100% de leche materna o una fórmula infantil, la cual contiene el aporte de agua y nutrientes necesarios para su desarrollo.

Si alguna de estas tomas la sustituyéramos por agua, sería como fomentar la desnutrición, esto debido a que su estómago es tan pequeño que el agua lo llenaría, pidiendo de comer hasta la siguiente toma.

De los 7 a los 12 meses la leche sigue siendo la base de su alimentación, en complemento con algunos alimentos sólidos permitidos para esta edad. El agua puede brindarse sólo en ocasiones donde lo requiera el bebé para pasar alimentos sólidos como galletas o pan, o en épocas de mucho calor, donde tu bebé requiera un aporte adicional de líquidos.

A partir del año de edad y hasta que cumpla los tres años, lo ideal es que beban alrededor de 4 vasos de agua al día, aunque tu pequeño te lo pedirá cada que tenga sed.

*

Consejos para mejorar la lactancia

En la actualidad cada vez es menor el número de mamás que deciden lactar a sus bebés por lo menos durante el primer año de vida

Todas las mujeres producimos la leche suficiente para alimentar a nuestros bebés durante el tiempo que más lo necesita y es el mejor alimento y protección contra posibles enfermedades que puedes darle a tu bebé.

Para lograr que no te rindas durante este proceso, te recomendamos lo siguiente:

  1. Borra la falsa creencia de que no tienes la leche suficiente.
  2. Cuida que tu bebé succione del pezón correctamente, abriendo perfectamente la boca y que el pezón toque la parte posterior del paladar del bebé, ya que al no hacerlo adecuadamente esto provoca más dolor y menos ganas de continuar en el intento.
  3. Entre más tomas le des a tu bebé, más estimularás la producción de leche y aunque los primeros días sea un poco doloroso, al poco tiempo este malestar desaparecerá y te sentirás más cómoda. 

*
>