• Inicio /
  • Bebé sitio /
  • Juegos de estimulación /
  • 6 a 12 meses
| Salir

Durante esta etapa sentiré una gran necesidad de explorar mi mundo cercano y empezaré a gatear. También es la etapa en la que me llevaré todo a la boca porque es mi manera de reconocer los objetos.

<

Juego 1

Bbsitio 6 12 Juego1

Juguemos a señalar y a decir por su nombre las partes de mi cuerpo, pregúntame dónde está mi nariz, mi cabeza o mi boca, seguro después de varias veces yo solito te diré dónde están.

*

Juego 2

Bbsitio 6 12 Juego2

Ahora ya controlo mejor mi cuerpo y aprendo muy rápido cosas como  decir adiós con mis manitas,  hacer ojitos, mandar besos o  señalar quién es papá o mamá. Es un momento en el que aprendo mucho de ti y si lo hacemos jugando y repitiéndolo varias veces, verás  que lo aprendo muy rápido.

*

Juego 3

Bbsitio 6 12 Juego3

Ya estoy preparado para gatear, por lo que podrás enseñarme colocándome boca abajo en una superficie plana y segura. Muéstrame mi juguete favorito o ponlo a una distancia de 40 cm., háblame y haz ruiditos para intentar alcanzarlos.

*

Juego 4

Bbsitio 6 12 Juego4

Sentir diferentes texturas y sonidos me gusta, por lo que jugar con diferentes tipos de telas, sentirlas con mis manos, en mis pies o en mi carita será muy divertido.

*

Tips para cuando empiece a caminar

Cuando tu bebé empiece a caminar debes considerar algunas cosas para ayudarlo a sentirse seguro y evitar que se lastime, por ello te compartimos algunos consejos prácticos:

  • Cuando empiece a dar sus primeros pasos necesita que lo acompañes y supervises todo el tiempo, pues todavía es muy inseguro y se puede caer con mucha facilidad.
  • Aleja todos los objetos peligrosos de las mesas o la repisas, pues en esta etapa empiezan a jalar los manteles y a tratar de alcanzar los objetos que les llaman la atención.
  • Cierra las puertas para evitar que se salga sin darte cuenta.
  • Coloca algún obstáculo en las escaleras para evitar que se suba o se baje sin supervisión.
  • Pon una protección a los enchufes, a la taza del baño y a la estufa para evitar que los toque y se ponga en peligro.
  • No dejes a su alcance medicamentos, productos de limpieza, plantas o cualquier sustancia peligrosa que pueda meterse en la boca.

Recuerda que en esta etapa tendrás que hacer de tu casa un  espacio propicio para que el bebé pueda moverse de forma libre y no olvides estar siempre atenta a sus movimientos.

*

Enséñale a reconocer las partes de su cuerpo

A partir de los nueves meses la mayoría de los bebés ya entienden cuando les pedimos que hagan alguna gracia, en esta etapa es cuando le pedimos que digan hola y adiós con la manita, que hagan unos ojitos o bien que manden un beso.

Sabemos que es en este momento cuando los bebés empiezan a relacionar el lenguaje con los objetos, aunque todavía no hablan, muchos de los bebés empezarán a señalar lo que quieren o les puedes preguntar si quieren salir a pasear a la calle y te contestarán con una sonrisa o señalando la puerta. 

Con la finalidad de iniciar la estimulación del lenguaje, puedes hacer un juego muy sencillo en el que le dices: ¿dónde está tu cabeza? y colocas la manita de tu bebé sobre su cabeza contestando: aquí está tu cabeza.

La idea es ir señalando las partes básicas y más sencillas de su cuerpo como: la cabeza, los ojos, la boca, la nariz, las orejas, las manos y los pies, eso les ayudará a ir relacionando las palabras con los objetos.

Recuerda que una de las maneras en las que ayudamos a nuestros bebés a hablar más rápido es nombrando todo lo que hay a su alrededor y la mejor forma de empezar es reforzando el nombre de cada parte de su cuerpo de una manera sencilla y divertida.

*

Fortalece sus músculos unos meses antes de que empiece a gatear

Con la finalidad de ayudar a que tu bebé logre gatear correctamente y a la edad esperada que es entre los seis y los diez meses, te compartimos algunos consejos para fortalecer sus músculos:

  1. Desde los primeros meses de vida coloca a tu bebé boca abajo por periodos cortos, y colócale las manos a los lados de sus hombros, para motivarlo a levantar su cabeza y que intente sostenerse con las manos.
  2. Coloca a tu bebé boca arriba y flexiona las piernas de tu bebé de arriba hacia abajo sosteniéndolo por los tobillos.
  3. En una postura boca arriba, coloca las palmas de tus manos sobre sus pies y trata de que se impulse hacia adelante.
  4. Ejercita los músculos de los brazos, poniendo juguetes cerca de él que lo inviten a estirarse, sostenerlos y jugar con ellos.
  5. Coloca una almohada debajo del abdomen de tu bebé, colócate frente a él y sujétalo de las manos para mecerlo adelante y atrás, verás como trata de impulsarse con los pies y las rodillas.
  6. Si tu bebé se siente incómodo o llora, no lo presiones a continuar estos ejercicios por tiempos prolongados, háblale o canta para que se tranquilice.

El gateo ayuda mucho a la coordinación motriz, por lo que es muy importante que tu bebé logre gatear y no se salte esta etapa. Recuerda que acompañar a tu bebé en este proceso y hacerlo a través del juego es la mejor manera para que lo consiga.

*
>