• Inicio /
  • Bebé sitio /
  • Cuidados generales /
  • Vacaciones
<

Recomendaciones para salir de viaje

Salir de viaje con bebé se vuelve un poco más complicado de lo normal, ya que tan sólo hacer su maleta es pensar hasta en el más mínimo detalle de lo que pudieras necesitar. Toma en cuenta estas recomendaciones:

  1. Dependiendo el lugar que visiten, deberás identificar qué clima tiene, qué tipo de transporte utilizarán, cuántos días permanecerán y con qué servicios contarás en el recorrido. Todo esto para entonces definir qué deberán llevar para que sea un viaje agradable y placentero para todos.
  2. Un botiquín de viaje no puede faltar, incluyendo: termómetro,  antialérgicos, spray  o pomada desinflamatoria para golpes, analgésico para el dolor o reducir la temperatura así como los cólicos o el dolor de oído.
  3. Lleva cambios de ropa extra, ya que en los bebés es muy común que se ensucien y lo necesites cambiar más de dos veces al día.
  4. Durante el camino, considera que tu bebé comerá y dormirá gran parte del tiempo, por lo que deberás llevar sus alimentos en recipientes que sean prácticos de transportar y de servirse.
  5. No olvides llevarle unos juguetitos, ya que estos serán un distractor muy importante durante el viaje y su compañía en los días de vacaciones.
  6. Lleva en tu agenda los teléfonos de emergencia (Doctor, hospital, seguro de gastos médicos, o de algunos familiares que podrían apoyarte).

Antes de salir de viaje te recomendamos lo comentes con el pediatra, ya que él o ella conociendo el estado de salud de tu pequeño, podría darte las indicaciones más adecuadas.

*

5 tips para el asiento del coche

Viajar en un auto siempre representa un riesgo, pero tomar medidas de precaución pueden marcar la diferencia en un accidente.

Llevar a tu hij@ en un autoasiento infantil tiene mucho menos probabilidades de sufrir alguna lesión severa, por lo que a continuación te compartimos las siguientes recomendaciones:

  1. Se recomienda que un niñ@ menor de 1.45 m viaje en un autoasiento.
  2. Asegúrate de utilizar un autoasiento de marca confiable y que cumpla con las normas internacionales de seguridad, considerando de preferencia aquellos que cuenten con pruebas de impacto lateral.
  3. Verifica las indicaciones del autoasiento, peso, estatura e instructivo de colocación.
  4. Confirma si tu auto cuenta con el sistema de anclaje LATCH, lo cual facilita su instalación y sujeción.
  5. El lugar más seguro para tu bebé, será la parte central del vehículo, colocando al bebé viendo hacia atrás o hacia el frente dependiendo de su peso.
  6. Mientras conduces no intentes voltear, concéntrate en conducir o détente en algún lugar seguro para atender a tu bebé si es que lo requiere.
  7. Desactiva las bolsas de aire del auto mientras viajes con tu pequeño, ya que se accionan de forma inmediata y con tanta fuerza que pudieran llegar a provocarle alguna lesión.

Recuerda siempre utilizar el cinturón de seguridad, ya que en un accidente les podrá salvar la vida.

*
>
| Salir

En caso de que planees unas merecidas vacaciones en la playa con tu pequeño, debes tener cuidado con las quemaduras solares y las insolaciones, para que ese descanso sólo deje recuerdos bellos. No olvides que la piel de los bebés y los niños pequeños, principalmente los de piel clara, es muy vulnerable al sol.

Consejos básicos

  • Nunca expongas a tu bebé al sol por más de 15 minutos, y mucho menos permitas que se quede dormido bajo los rayos solares. Recuerda que es muy importante evitar que permanezca en contacto con el sol entre las 11:00 de la mañana y las 4 de la tarde, ya que los rayos solares son más intensos en ese periodo de tiempo.
  • Siempre aplica en su piel crema con factor de protección solar mayor a 50 cada hora, y cúbrelo con una gorra y una camiseta para proteger sus hombros si juega cerca del agua o cuando nade.
  • Si al terminar el día notas que la piel de tu bebé está enrojecida, puedes aplicar compresas de agua fría y una crema emoliente y curativa para aliviar el dolor. Ten en cuenta que los peores síntomas de las quemaduras solares suelen aparecer varias horas después de la exposición al sol, por lo que no te confíes.

Si notas que tu bebé presenta fiebre, ampollas en las áreas de su piel expuestas al sol, dolor, tiene el semblante decaído o se encuentra mal de alguna otra forma, llama de inmediato a un médico.