• Inicio /
  • Bebé sitio /
  • Cuidados generales /
  • El cambio del pañal
| Salir

Una vez que sabes cuál es el tamaño que debe utilizar tu bebé de acuerdo a su peso, el proceso para cambiar a tu bebé es el siguiente:

Ten todos los elementos necesarios para el cambio cerca de ti. No olvidando: El pañal, las toallitas húmedas, pomada anti-rozaduras, la ropita y una bolsa donde podrás colocar el pañal o las toallitas sucias. Coloca a tu bebé en una superficie plana donde no tenga riesgo de caerse, colócalo boca arriba y desprende las cintas elásticas del pañal.

Poner Panal 01 Custom
  • En caso de que existieran rastros de popó, podrás eliminarlas con el mismo pañal limpiándolo con la parte frontal recorriéndolo hacia atrás, y dejando el pañal por la cara limpia debajo de las pompis de tu bebé. Completarás la limpieza con toallitas húmedas.
Poner Panal 02 Custom
  • Levanta sus piernas y con toallitas húmedas, limpia sus pliegues, abdomen, pompis y espalda. Si es niña asegúrate de limpiar siempre de adelante hacia atrás, nunca en sentido contrario ya que puedes arrastrar restos de popó hacia su vagina y ocasionar alguna infección.
  • Retira el pañal sucio y tíralo asegurándote de enrollarlo y con las cintas elásticas sujétalo para evitar que se abra.
Poner Panal 03 Custom
  • Una vez que lo hayas limpiado si es necesario sécalo con una toalla y aplícale la crema o pomada hipoalergénica de tu preferencia para evitar rozaduras.
Poner Panal 04 Custom
  • Levanta las piernas nuevamente y coloca un pañal limpio, bájalas y ajústalo con las cintas elásticas. 
Poner Panal 05 Custom
  • Verifica que no queden espacios abiertos, para evitar que el bebé se moje o se ensucie ya que esto puede causar rozaduras o incomodidad.
Poner Panal 06 Custom
<

Cómo enseñarle a dejar el pañal para dormir

Quitar el pañal siempre resulta una actividad un poco agobiante, principalmente para los padres, donde su preocupación en ocasiones está en manejar su paciencia y tener que estar cambiando ropa, sábanas o limpiando los rastros de pipí o popo cada 15 minutos.

  1. El primer paso para ayudar a tu pequeñín a dar este salto será que tú como papá te relajes, que le brindes a él la seguridad para entender que si le ganó fue un accidente y que poco a poco identificará la sensación para avisarte cuando lo necesite. De lo contrario se estresan y no pueden procesarlo fácilmente.
  2. Una vez que logró dejar el pañal por el día, deberás monitorear su pañal durante la noche para identificar si al día siguiente amaneció muy mojado o casi seco. Si durante una semana su pañal amanece seco, esto es una señal de que está preparado para dejarlo por la noche.
  3. Antes de ir a dormir, te recomendamos que establezcan como una rutina, ir al baño para que descargue su vejiga, de esta forma las posibilidades de tener accidentes por la noche serán menores.
  4. Cada que logre despertar seco, festéjalo y reconoce su logro, esto lo motivará y le brindará mayor seguridad. De no lograrlo no lo regañes o culpes,  es normal que se le escape al estar en un sueño muy profundo.

 

*

Cómo tratar las rozaduras

La piel del bebé es muy delicada, y existen varios factores por los cuales podría presentar rozaduras: cambio de alimentación, mantener al bebé con un mismo pañal por mucho tiempo,  mala higiene, usar pañales de tela,  si está tomando algún medicamento, entre otros.

Antes de determinar el tratamiento más adecuado, es importante identificar el tipo de dermatitis que presenta tu bebé, ya que podría ser un caso muy sencillo que se soluciona con limpieza y alguna pomada anti rozaduras, o si se trata de una irritación causada por infección de hongos, misma que deberás consultar con el médico para un tratamiento especial.

Deberás llamar al doctor si la piel presenta ampollas, secreciones, heridas, granitos de pus, o simplemente tu bebé lleva más de 5 días y el problema no desaparece.

Te damos las siguientes recomendaciones para tratar y disminuir las rozaduras.

  • Cambia el pañal constantemente, incluso haz un cambio durante la noche si fuera necesario.
  • Limpia completamente el área genital y las pompis de tu bebé en cada cambio, no importando si fue únicamente de pipi.
  • Te recomendamos utilizar una crema protectora en cada cambio, para minimizar la humedad, dejando una capa impermeable sobre la piel.
  • Deja el pañal ligeramente flojo para favorecer la corriente de aire, es recomendable usar pañales con cubierta tipo tela respirable
  • Si el tiempo favorece, podrías dejar sin pañal a tu pequeño por cierto tiempo, así permites el contacto con el aire, lo cual acelera la curación.
  • Cuando inicies con la ablactación (alimentos sólidos), inicia introduciendo uno por uno, así podrás identificar si existe algún alimento que estuviera causando acidez en su orina o deposiciones que a su vez causan la irritación en su piel.

*
>